• Jaim Royo

KETUBÁ

Actualizado: sep 14

El pelo serpentea un manantial a la cintura,

Las caderas la curva

De su alma.

Joyas destilan una luna

En sus dedos, blancos rebaños de otra ansia.

Es mala y con los ojos verdes.

Juega en salones donde deja anillos, dagas.

No la quiere el olvido, se enamora.

Siete veces la plata refinada

Llama a la novia en el hejal y la reclama.


32 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo