top of page
  • Foto del escritorJaim Royo

EL SENTIDO SIMPLE DE LAS ESCRITURAS

Actualizado: 1 abr




Sencillo, claro y directo, así se ha hecho mi estilo a fuerza de las circunstancias, que se negaron a la posibilidad de recreaciones artísticas al alcance de unos pocos amantes de la Literatura. No está el horno para virguerías. Al respecto de mi primera novela, escribía Juan Manuel de Prada en su tercera de ABC, allá por el 2007, que tenía un "estilo burbujeante como el champán", o algo así; bien, pues ahora es seco como el aguardiente. Lo digo porque este prólogo es un aviso: se están leyendo un chupito de orujo de 60 grados. Lo voy a decir de golpe, igual que entra el licorcito encediéndote el pecho: Europa y su aliado americano son el IV Reich. Traición en las altas esferas, lo dominan todo, empezando por la prensa, que es un megáfono de su guión. Dicen: Israel malo. Y un montón de juventudes nacional socialistas obreras se juntan en las calles a pedir la extinción de nuestro pueblo. Dicen: Israel genocida, noticia patrocinada por Hamas, óle. Y la misma milicia callejera sale disfrazada con un pañuelo palestino para pedir que se nos borre del mapa. Las brigadas masacrantes del Islam siempre han sido aliadas del nazismo, les une el mismo amor: el extermino del judío. Porque mientras quedemos uno con vida, hay espacio para Di_s en la Tierra. Durante los prolegómenos de la II Guerra Mundial apelaron al orgullo de raza para atacar de modo sistémico el núcleo del alma humana; hoy, con ese protocolo cumplido a un 90% y nuestras sociedades podridas de falsedad, vicio y tontuna, apelan otra vez al orgullo, el orgullo multicolor. Antes fueron esvásticas, ahora el arcoiris. Mismo cuento con distinto disfraz. Necesitan apoyo social, auscultan a ver qué idea les funciona y lo aplican. El caso es que el pueblo idiotizado sienta orgullo, si están orgullosos se les dirige mejor, cumplen mejor las órdenes, se tragan el anzuelo. El nazismo alemán no nació de un día para otro; el neo nacional socialismo Biden-Europeo de hoy, tampoco. El mal te convence de a poquitos, te va royendo. Tranquis, ya queda poco del retroceso del licor en sus gargantas vírgenes. Hamas es el brazo armado de un ejército cuya fe de vida proclama el aniquilamiento del judío, entraron en nuestro país, masacraron, violaron, quemaron, cometieron atrocidades del tipo abrir en canal a una mujer en cinta y apuñar al bebé con la madre aún viva, y corrieron a esconderse entre la población civil llevándose a nuestros amigos, hermanos, padres y abuelos. El imaginario colectivo está acostumbrado a que el judío se deja. Se deja matar, encerrar, llevar a cámaras de gas, el judío deja que metan a una criatura de tres meses en el microondas con sus padres delante maniatados y ardiendo. Nos dejamos, según el imaginario colectivo permitimos que nos hagan cualquier barbaridad atroz. Y eso es lo que ha cambiado. Somos la nación soberana de Di_s y ya no quedan medias tintas ni florituras estilísticas para decir que estamos en guerra y pobre del que se ponga por delante, porque la batalla final, la última, la libra Él por nosotros. Israel está en guerra contra la idea de que un mundo sin judíos es un mundo mejor; contra la idea de que un mundo sin fe, es un mundo mejor; un mundo sin moral, un mundo sin democracia, un mundo en el que se honre a la mentira preciosamente vestida de seda blanca: Open Arms, la ONU, Ayuda Humanitaria. Publicidad engañosa, daga subliminal sobre la quinta costilla, servirse de las bellas ideas en vez de servir a las bellas ideas. Los profetas lo dicen bien claro, es nuestro mismo Rey quien reúne a estas hordas sedientas de sangre judía, los quiere bien juntitos para cuando llegue el momento. Después, las enterraremos, daremos sepultura a aquellos que vinieron a matarnos y se creyeron amos de sí mismos y de sus voluntades y estuvieron convencidos de que Israel era una invención sionista. No, Israel es una creación divina cuya única razón de existencia es demostrar que el universo tiene un Amo. Así que venid, os estamos esparando. Cuando no haya salida, ni remedio, ni salvación para nosotros: venceremos.




87 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page