top of page
  • Foto del escritorJaim Royo

TIME OVER



Se acabó; el tiempo, ya no hay. Es una pena que nos hayamos quedado a medias, todos. A medias del amor. Nadie ha llegado y ahora iremos cayendo. Montones de sueños rotos por haber elegido. Pudimos hacer caso. Siempre quisimos la verdad y ahora está delante nuestro. Hacerlo mal nos da la sensación de ser más libres; hacerlo bien, no se nota. Seguir el plan tiene un aire sumiso, contrario a la naturaleza díscola del Hombre. Y, sin embargo, se es igualmente libre haciendo caso, siguiendo la norma, la ley, Su ley. A mi ya me da igual todo; salvo en Dios, no creo en nada. Pena y trasiego, estoy cansado. Preso. No me fue dada la dignidad de morir luchando. Recuerdo a una abuela decir que cuesta mucho morirse, y estaba tumbada en el lecho del que no se levantó. La última vez que le hablé, ella solo escuchaba, era como hablarle a un pajarito. Ahora el pajarito soy yo. ¿Cuántas veces se puede morir estando vivo? La respuesta es: todas. Por eso el tiempo se ha desvanecido y el pasado afecta tanto como el futuro que no vendrá. Todo es presente y estoy, estamos solos en frente del abismo. El mundo se ha ido, no queda rastro de aquel perfume. El hogar. La casa. Una familia. Es Dios contra todos y gana Él. Nadie puede rechistarLe y pobre de quien lo haga. El cuerpo de fiscales, ay, lo tiene bien anotado, lo tuyo, lo mío, lo del otro y lo de ella. ¿Aún no puedes verlo? Tu culpa, ¿no la conoces? La suerte, como me dijo un comendador, ya está echada. La atrocidad se ha vuelto a vestir de plata y sonríe, sonríe por las calles alzando sus banderas al viento de la vieja proclama. La misma. Insistir en el error que nos faculta para ser alimañas. Romper el orden. Romperlo todo y llamarlo ser libres. No me importa haber caído, pero veré tu rostro mañana y el mío sí será el mismo.

39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Atractivo

Ojo blanco

Comments


bottom of page